Formato Para Imprimir »

Escaleras, milagros y enemigos

Lección 7: Elías y los profetas de Baal en el monte Carmelo

Lectura bíblica: El monte Carmelo, 1 Reyes 18:16-40

Cuando estudiamos acerca de un lugar como el monte Carmelo (ubicado al norte de Israel y al oeste de Nazaret), es inevitable mencionar que cuando los grupos de amigos de La Fraternidad llegan a este lugar reviven la prodigiosa victoria del profeta Elías sobre los profetas del falso dios Baal. Esta gran confrontación restauró en Israel la adoración al Dios verdadero, porque la reina Jezabel con su dedicación a la adoración de ídolos había corrompido la adoración al verdadero Dios de Israel.

La historia comienza cuando Elías desafía a Acab, rey de Israel, a una confrontación en el monte Carmelo, para demostrar quién era el Dios verdadero que merecía la adoración del pueblo. Acab aceptó el desafío, quizá pensando que así lograría deshacerse del profeta a quien llamaba «el que perturba a Israel» (v. 17).

Los gritos frenéticos de los profetas de Baal no solo fueron inútiles, sino que le dieron a Elías la ocasión de mostrar con su mofa la falta de poder de ellos. Elías tenía la absoluta confianza en que Dios contestaría su oración con fuego. ¡Y así fue!

Preguntas de estudio

  1. Jezabel «mataba a los profetas de Jehová» (v. 13). ¿Por qué era tan despiadada?
  2. ¿Quién era en realidad «el que perturbaba a Israel» (v. 18)?
  3. ¿Qué estaba realmente en juego en la confrontación en el monte Carmelo?
  4. ¿Por qué cree que Elías ejecutó a los profetas de Baal?

Reflexión

El primer mandamiento que Dios dio a Moisés en el monte Sinaí es: «Yo soy Jehová, tu Dios… No tendrás dioses ajenos delante de mí» (Éxodo 20:2-3). Este mandamiento sigue vigente para nosotros hoy, tanto judíos como cristianos.